Merrily we roll along

Merrily We Roll Along, Silk Street Theatre;
Julia Randall – Mary Flynn; Joseph Potter – Charley Kringas; Oli Higginson – Franklin Shepard; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

Para celebrar el final de curso, el Guildhall School of Music and Drama de Londres presenta todos los veranos un montaje en el Silk Street Theatre, una de las salas del Barbican Centre. Este año el elegido ha sido Merrily we roll along, una obra con libreto de George Furth y canciones de Stephen Sondheim. El musical cuenta la historia de la desintegración de la  amistad de tres jóvenes: Franklin, compositor ; Charly, escritor de letras de canciones y Mary, novelista. Una representación donde el principio es el final de la historia, las primeras escenas tienen lugar en 1976 y las últimas en 1957.

Oli Higginson – Franklin Shepard; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

El montaje original se estrenó en Broadway en 1981, contó con dirección de Harold Prince. Pero ni el afamado realizador y productor, ni Stephen Sondheim pudieron evitar que la producción se convirtiera en el mayor fracaso de la temporada, con tan solo cincuenta y dos funciones previas y dieciséis tras el estreno. Con los años y varias revisiones Merrily we roll along se ha convertido en un musical de culto y algunas de sus canciones en clásicas, como el tema Not a day goes by, que cuenta con infinidad de versiones o Good thing going incluida en el repertorio de Frank Sinatra. Los 26 protagonistas de la producción original se encontraban entre los 16 y los 25 años, aunque pensaron que les había llegado el éxito por participar en el musical, las críticas y los malos resultados de taquilla no consiguieron que despuntaran en aquel momento. Se desquitaron en septiembre de 2002 cuando se reunieron en La Guardia High School de Nueva York en un concierto benéfico y consiguieron poner en pie a todo el auditorio.

Merrily We Roll Along by Sondheim; Guildhall School of Music and Drama;
Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

La producción de Merrily we roll along del Guildhall School comenzó las representaciones el 2 de julio. Como en años anteriores la dirección escénica corrió a cargo de Martin Connor, su trabajo nunca defrauda, como me ha demostrado en cursos anteriores con Guys and dolls, Grand hotel o Crazy for you. En esta ocasión vuelve a demostrar que en sus manos se encuentran las próximas estrellas del West-End y que los ha preparado para triunfar. Los protagonistas Oli Higginson, Joseph Potter y Julia Randall muestran sus grandes dotes para el musical, los tres representan su papel con convicción y entusiasmo. Erica Nicole Rothman interpreta con maestría Not a day goes by.

Julia Randall – Mary Flynn; Joseph Potter – Charley Kringas; Oli Higginson – Franklin Shepard; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;th

El diseño de escenario ha sido realizado por Adam Wiltshire, para esta producción ha creado una estructura metálica fija, la completa con accesorios que sirven para situar el lugar donde ocurre la acción, una escenografía muy eficaz y llena de recursos que ayudan a comprender las escenas . Ewan Jones vuelve a colaborar con el Guildhall después de su excelente trabajo hace unos años con Crazy for you, sus coreografías están elaboradas teniendo muy en cuenta las letras de las canciones. La orquesta formada diecinueve miembros y dirigida por Steven Edis consiguió transmitir toda la fuerza de la partitura compuesta por Stephen Sondheim.

Merrily we roll along se representa hasta el 10 de julio en el Silk Street Theatre de Londres.

Merrily We Roll Along by Sondheim; Guildhall School of Music and Drama; Silk Street Theatre; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail