Cole Porter’s Anything goes

Cartel de Anything goes el musical de Cole Porter en The Other Palace
Cartel de Anything goes, la producción de NYMT
Cartel Anything goes NYMT

Para su último montaje en su residencia en The Other Palace de Londres, National Youth Musical Theatre ha elegido Anything goes un clásico de la comedia musical de 1934, el libreto fue escrito por Guy Bolton y P. G. Wodehouse, las canciones fueron compuestas por Cole Porter.

La mayor parte de la historia transcurre SS American, en un trasatlántico que viaja de Nueva York a Londres. En el coinciden la cantante Reno, Lord Evelyn y su prometida Hope, enamorada de Bill, quien por ayudar al gánster Moonface acabará en la travesía. Durante todo el viaje se suceden equívocos, cambios de personalidad y muchas situaciones jocosas. Entre las canciones originales se encuentran grandes éxitos de Porter como el que da título a la obra, You’re the top, Blow, Gabriel, blow o I get a kick out of you.

La compañía en el tema Anything goes
Final del primer acto

Para interpretar este musical hay que poseer un vis cómica muy desarrollada, dominar el claque y cantar muy bien, todos estos requisitos los poseen el reparto de NYMT. La dirección de Alex Sutton consigue que los espectadores rían y aplaudan en los momentos necesarios, aunque lo más vitoreado son los números de baile creados por Lee Proud y Adam Haigh.

NYMT han vuelto a lograr que los espectadores pasemos dos horas y media divirtiéndonos, al mismo tiempo que disfrutamos de las canciones de Cole Porter.

Escena de Anything goes
Alumnos de NYMT en Anything goes.
La producción de National Youth Musical Theatre de Anything goes permanecerá en The Other Palace de Londres hasta el 24 de agosto.
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Dogfight, ganar con la más fea

Cartel de Dogfight en la producción de The British Theatre Academy en Londres
Eddie y Rose en Dogfight The British Theatre Academy
Claire Keenan y Stephen Lewis-Johnston.

En 1991 se estrenó Dogfight, titulada en nuestro país La última apuesta, una película dirigida por Nancy Savoca e interpretada por River Phoenix y Lily Taylor, el guión escrito por Bob Comfort situaba la acción en San Francisco en 1963, los protagonistas eran unos marines de permiso veinticuatro horas que realizan una apuesta, conocida como dogfight, que ganará el que lleve al baile a la chica más fea. Desesperado porque aún no ha encontrado pareja Eddie entra en un café donde trabaja Rose, la chica no cumple con el requisito pero le propone que le acompañe, a partir de ese momento sigue el esquema chico conoce chica, la pierde y la recupera.

En 2012 el film fue convertido en un musical con libreto de Peter Ducan. La música y letras fueron escritas por Benz Pasek y Justin Paul, quienes aunque ya habían realizado varios trabajos y conseguido algunos premios, no eran tan populares como tras el Globo de Oro y Oscar por City of star, el Tony y Grammy por Dear Evan Hasen y la banda sonora de The greatest showman.

Escena grupal Dogfight en Southwark Playhouse

La premier europea de Dogfight tuvo lugar en 2014 en Southwark Playhouse de Londres, la misma sala que desde el 19 de agosto acoge una nueva producción del musical realizada por The British Theatre Academy. Un montaje que impresiona por las buenas interpretaciones del elenco, encabezado por Stephen Lewis-Johnston, como Eddie, y ClaireKeenan como Rose quienes ejecutan unas actuaciones excelentes, también destacan Matthew Michaels, Berstein, Charlotte Coles, Marcy, Joe Munn, Boland, o Evan Blanque en diversos papeles.

La banda, formada por tres músicos, dirigida por Leo Munby tocan las composiciones de Pasek y Paul con precisión. Dean Johnson y Andrew Exeter basaron su puesta en escena en la utilización de cajas y palets de madera para crear los accesorios necesarios en cada cuadro, una de las escenas más originales es el paseo de los protagonistas por las calles de la ciudad, unos actores portan un palo con una bombilla colgada a modo de farolas. Una perfecta combinación de sonido y luces (diseñadas por Andrew Exeter) transportan a la audiencia a la guerra de Vietnam.

Entre el público se encontraban algunos de los actores del segundo elenco que disfrutaron enormemente del musical, se les notaba en la atención que mostraban, en las expresiones faciales y los gestos. He de reconocer que a me gustó mucho más en esta ocasión que cuando lo vi en hace cinco años.

Carteles The British Theatre Academy en Southwark Playhouse
Once on this island/Dogfight
Hasta el 31 de agosto las dos salas de Southwark Playhouse están ocupadas por magnificas producciones de The British Theatre Academy: Once on this island y Dogfight.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

La reina del Niágara

La reina del Niágara
La reina del Niágara promocionándose
Trudi Camilleri. Foto: Stephen Russell.

En abril la productora Pint of Wine estrenó en el Brockley Jack Studio Theatre de Londres Queen of the mist, un musical de Michael John LaChiusa sobre Anna Edson Taylor, la primera persona que sobrevivió tras descender las cataratas del Niágara en un barril. Debido a las críticas recibidas y a la buena acogida del público, la obra ha sido transferida a Charing Cross Theatre.

La reina del Niágara con su representante

Bajo la dirección de Dom O’Hanlon, la soprano australiana Trudi Camilleri se convierte en Anna Edson Taylor, una maestra que a los sesenta y tres años decidió tentar a la suerte diseñando un barril que resistiera el salto del desnivel del río Niágara. Will Arundell es Frank Russell, el primer representante de la aventurera. Les acompañan Emily Juler, Emma Ralston, Tom Blackmore, Connor Mcfarlane y Andrew Carter quienes interpretan diferentes papeles.

Tara Usher se ha encargado de la realización del escenario, ha decidido situar la acción en el medio de la sala, con los espectadores enfrentados en ambos extremos. La izquierda y derecha están ocupadas por dos librerías llenas de objetos, en una de ellas se encuentra la orquesta, algunos de los estantes son extraídos para formar escaleras o el puesto de venta de souvenirs. Las maletas son utilizadas como complemento de varias de las escenas. Un buen diseño escénico que complementa la historia.

La música está interpretada por una banda compuesta por ocho miembros dirigidos con precisión por Connor Fogel.

Una escena de Queen of Mist utilizando las maletas
Escena con maletas. Foto: Stephen Russell.

Siempre es interesante asistir a una función de Michael John La Chiusa, quien se ha forjado fama de ser uno de los grandes transformadores del teatro estadounidense por el estilo personal de sus composiciones y libretos alejados de los convencionalismos. Entre sus musicales se encuentran: Chronicle of a death foretold, adaptación de la novela de Gabriel García Márquez, Bernarda Alba, versión de la obra de Federico García Lorca, The wild party, sobre un poema de Joseph Moncure March o Marie Christine, la tragedia de Medea trasladada a Nueva Orleans y Chicago a finales del siglo diecinueve. Estos trabajos le ha llevado a estar nominado cinco veces a los premios Tony.

En Queen of the mist el autor no solamente ha querido representar la vida de Anna Edson Taylor, ha enfrentado a su protagonista a la historia de su país, en el argumento aparece el asesinato del presidente William McKinley, la I Guerra Mundial y los cambios en la sociedad. El musical funciona muy bien en la primera parte, pero tras el descanso decae la historia, aunque en la segunda asistimos a uno de los momentos de lucimiento de Emma Ralston en el papel de Carrie Nation.

Queen of the mist permanecerá en el Charing Cross Theatre hasta el 5 de octubre.
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Showtune, el cancionero de Jerry Herman.

Las canciones de Jerry Herman
Samara Rawlins
Samara Rawlins

El compositor y letrista Jerry Herman es una de las leyendas del teatro estadounidense, algunas de sus canciones han llegado a ocupar los primeros puestos de las listas de éxitos. Ha sido galardonado con numerosos premios, entre ellos dos Tony por Hello, Dolly! y La jaula de las locas. Otros de sus musicales son: Mame, Mack and Mabel, Milk and honey o Dear world. En 1996 publicó Showtunes, un libro de memorias, su título fue utilizado por Paul Gilger para realizar un espectáculo homenaje al músico.

Tres de los actores de Showtunes

Desde el 7 de agosto Showtunes puede verse en el Union Theatre de Londres. Cinco actores y cinco actrices son los encargados de cantar los más de cuarenta temas que suenan durante la función.

No hay texto, las letras escritas por Jerry Herman han sido agrupadas de tal manera que incluso aunque perteneciendo a obras diferentes en algunos momentos desarrollan una historia.

El espacio escénico está ocupado por elementos que recuerdan al backstage y los camerinos de un teatro. En la primera parte la compañía viste de manera informal, con deportivas, chándal o albornoces, para algunos de los números se ponen los kimonos y boas distribuidos por la sala. En la segunda parte, sin embargo, se engalanan con vestidos y trajes.

Algunas canciones no se interpretan como fueron concebidas, en I won’t send roses mezclan la parte de Mack con la réplica de Mabel. En el tema Bosom Buddies, que tiene mucho humor en si mismo, aquí lo acrecientan haciendo que sean Mame y Dolly quienes lo canten.

Lo más destacado de la obra es Henry Brennan, director musical y acompañante al piano, el único instrumento que suena en directo, quien ejecutó las melodías con un gran precisión y muy buen gusto.

El único punto negativo de Showtunes fueron los espectadores, algunos no se habían enterado que no había participación de la audiencia y molestaron canturreando algunas de las composiciones.

Un detalle un tanto especial es que una de las actrices entra en escena con una bolsa de lona en la que pone I’m with Sondheim, no parece lo más apropiado que para celebrar a Jerry Herman se recuerde a su rival, a quien venció en la entrega de los Tony de 1984, cuando competían La jaula de las locas y Sunday in the park with George.

Jerry Herman Showtunes del 7 al 24 de agosto
Cartel de Showtunes en Union Theatre.
Showtunes estará en cartel en Union Theatre de Londres de martes a domingo hasta el 24 de agosto.
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Once on this island

Once on this island en Londres2019
Once on this island 2019 Londres
Chrissie Bhima y Martin Cush. Foto Elza Wilmot.

De los cuatro musicales que The British Theatre Academy presenta este verano en Londres, el tercero ha sido Once on this Island de Lynn Ahrens y Stephen Flaherty, una pareja artística que no han parado de estrenar musicales desde que se conocieron 1982, Lucky stiff (1988), My favourite year (1992), Ragtime ( 1998) o Anastasia (2016) son algunos de ellos.

Kyle Birch como Agwe, dios del agua

Once on this island fue la segunda colaboración del compositor y la escritora, el argumento procede de la novela de Rosa Guy My love, my love.

La acción transcurre en el archipiélago de las Antillas donde los dioses Agwe (agua), Asaka (tierra), Erzule (amor) y Papa Ge (muerte) rigen los destinos de los mortales. Los habitantes están separados en dos estratos sociales: los pobres, campesinos de piel oscura, y los ricos, descendientes de los plantadores franceses y de sus esclavos, de dermis más clara. Una historia de amor entre Ti Moune, adoptada por unos agricultores tras una tormenta, y Armand, el heredero de los Beauxhommes, intentará unir a los habitantes de la isla, pero las tradiciones y el destino impedirá la fusión.

Simon Wells ha sido el encargado de transformar la sala grande de Southwark Playhouse en una isla del Caribe, para ello ha colocado a los espectadores en dos bandas enfrentadas, en el suelo un mapa de las Antillas, ropa tendida por las tribunas y mucha imaginación, con unos neumáticos y cuatro cubos de madera forman una cama de un hotel de lujo. Muy bonito la conversión en árbol con las cintas del vestido cubriendo todo el espacio

Algunos detalles del vestuario resultan curiosos, la parte posterior de la máscara de Agwe (foto de la derecha) está cubierta con una ducha de teléfono y botellas de plástico, supongo que un detalle para recordarnos la contaminación de nuestros mares.

Lee Proud ha dirigido y coreografiado el espectáculo, una buena labor, las danzas fueron recibidas con considerables ovaciones, en especial en la que hubo participación de algunos espectadores. Lo más destacable de la producción son las voces femeninas, Chrissie Bhima hizo derramar lágrimas a uno de los espectadores en su primera canción. Al final de la representación el público celebró la actuación puesto en pie y aplaudiendo con entusiasmo.

Danzando en la isla
Bailando en la isla. Foto: Elza Wilmot.
La producción de The British Theatre Academy se estará representando en Southwark Playhouse de Londres hasta el 31 de agosto.

Fotos: Elza Wilmot

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Cazadores de Leyendas

Viajeros de Leyenda
Reparto Legend trippers
Reparto de Legend trippers. Foto: Konrad Bartelski.

National Youth Musical Theatre es una institución británica dedicada a potenciar el teatro musical, no solamente preparando a jóvenes actores y músicos (entre los 10 y los 23), también a través de la promoción de nuevos autores. Todos los años encarga alguna obra, entre las que ha presentado este verano se encuentra Legend trippers, de Scott Gilmour y Claire McKenzie.

El musical transcurre en una población llena de leyendas, los protagonistas son un grupo de adolescentes que se dedican a enfrentarse a las historias que se cuentan sobre su pueblo. Esta camarilla, que en principio no tienen nada en común, se enfrentará a vampiros, monstruos e intentaran descubrir a un ángel. Aunque la acción tiene lugar en la actualidad, también se representan los momentos que dieron origen a los mitos que intentan descubrir.

La obra trata temas como el bulling en los centros de enseñanza, la violencia que puede generar, la segregación de las personas diferentes y de los extranjeros, todas las leyendas han aparecido por la incomprensión y el miedo de los aldeanos a las personas procedentes de otros lugares que se han querido instalar en su territorio. El argumento está cargado de buen humor que hace reír a carcajadas a la audiencia.

La banda, dirigida por Chris Poon, realiza un trabajo admirable. Toda la compañía actúa con una gran profesionalidad, tanto en las escenas, los bailes y las canciones, lastima que algunos interpretes lleven brackets por lo que resulta difícil entenderlos, de todos ellos destaca la hermana pequeña del protagonista, cada una de sus intervenciones son una autentica delicia.

Legend trippers es un gran divertimento, un musical que se merece tener un largo recorrido, posiblemente muy pronto, si se consigue la financiación necesaria, se podrá adquirir el CD con las canciones del espectáculo.

Legend trippers de NYMT estará en The other palace de Londres hasta el 17 de agosto.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Parade

Parade NYMT
Parade NYMT 2
Cartel de Parade NYMT

La institución National Youth Music Theatre, la mejor en el mundo para jóvenes, según Andrew Lloyd Webber, ha comenzado su temporada estival en The Other Palace de Londres con Parade, una obra maestra del teatro musical. Originalmente concebido por el recientemente desaparecido Harold Prince, el libreto lo escribió Alfred Uhry, la música y las letras de las canciones fueron creadas por Jason Robert Brown, ambos recibieron el premio Tony por su trabajo. Siendo uno de los mejores musicales del año no tuvo buena acogida en Broadway, solamente se representó ochenta y cinco veces tras su estreno. El público no estaba preparado para ver la historia de Leo Frank, el manager de una fábrica de lapiceros acusado, injustamente, de violar y matar a una de sus empleadas de tan solo 13 años, un hecho que ocurrió en Georgia en 1913.

Parade NYMT 3
Escena grupal Parade NYMT. Foto: Konrad Bartelski.

Jeremy Walker vuelve a realizar una producción perfecta, se ha rodeado de un equipo creativo de primera categoría. Hannah Chissick dirige un grupo de jóvenes actores y actrices que deslumbran, cada uno de ellos, desde los protagonistas hasta la figuración, realizan un trabajo que fue premiado con una prolongada ovación al finalizar la representación. La coreografía de Matthew Cole complementa cada una de las canciones. Laurence Stannard, al frente de la orquesta, consigue que los temas de Jason Robert Brown suenen con precisión. Diego Pitchard ha creado un espacio donde cajas de madera sirven para construir todos los objetos que necesita la obra, el fondo del escenario está ocupado con unas placas de madera con movilidad y un ciclorama con nubes proyectadas, con esos pocos elementos consigue transportar a los espectadores a los lugares donde transcurre la acción.

Es una pena que este montaje solamente se represente solamente unos días porque es uno de los mejores musicales que pueden verse en Londres.

La producción de la National Youth Musical Theatre de Parade puede verse hasta el sábado 10 de agosto en The Other Palace de Londres.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

El hijo de Geppetto

British Theatre Academy
Stephen Schwartz y Matthew Seadon con miembros de BTA. Foto: Eliza Wilmot

La programación veraniega de The British Theatre Academy comenzó el 25 de julio, como el año anterior la mayoría de sus montajes se representarán en Southwark Playhouse de Londres. La segunda de sus producciones ha sido My son Pinocchio, un musical basado en el film Geppetto, una adaptación televisiva de la obra de Carlo Collodi con guion de David Stern y canciones de Stephen Schwartz.

My son Pinocchio es una versión de la película que los autores transformaron para ser representada por niños. Incluye algún tema nuevo e incorpora When you wish upon a star que al igual que I’ve got no string pertenecen al film animado de 1940.

El Hada Azul y sus ayudantes son las narradoras de la historia que comienza cuando Geppetto aburrido del comportamiento de Pinocchio quiere devolverlo. Para convencer a la ninfa le va contando las veces que su hijo le ha puesto en ridículo o se ha comportado de manera inusual,

Lo mejor de la producción se encuentra en el equipo creativo. Gregor Donnelly ha realizado una escenografía compuesta por: un armario, una plataforma y unos cubos, con esos elementos y las luces de Andrew Exeter se crea el mundo mágico donde transcurre la acción. Otro punto a su favor es la utilización de máscaras por las personas adultas, con ello se consigue mantener la atmósfera de cuento que necesita la aventura.

Los personajes principales son interpretados por diferentes actores en cada una de las funciones, en la representación que asistí Geppetto fue James Sampson y Pinocchio Etahn Quinn, quien debía de haber dado el estirón y era mucho más alto que su padre ficticio, ninguno de los dos convenció en sus papeles. Felix Hepburn se convirtió en un Stromboli un poco sobreactuado, aunque no le venía mal a su personaje. El mejor momento del musical es en el número Satisfaction guaranteed, donde el profesor Buonragazzo va creando hijos al gusto de los padres.

La producción de The British Theatre Academy del musical My son Pinocchio jr. se representa en la sala Southwark Playhouse de Londres hasta el 14 de agosto.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Blues in the night

Blues in the night en Kiln Theatre de Londres
Aston New, Sharon D Clarke & Joseph Poulton. en Bulues in the night en el Kiln Theatre de Londres
Aston New, Sharon D Clarke & Joseph Poulton. Foto: Matt Humphrey

En los ochenta Sheldon Epps concibió Blues in the night, una revista musical donde a través de temas clásicos del blues se intenta contar una historia. El Kiln Theatre ha repuesto esta obra en Londres, la ciudad donde el original consiguió su mayor éxito. Las primeras producciones, tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, fueron dirigidas por Sheldon Epps, en esta ocasión la responsable de la realización ha sido Susie McKenna, directora asociada al Kiln Theatre.

Uno de los elementos más atractivos de este montaje es la presencia en el reparto de Sharon, D Clarke, una actriz con una voz prodigiosa, lo ha demostrado en We will rock you, Ghost o recientemente en Caroline or Change, y grandes dotes para la interpretación, ya sea comedia o drama, su próximo trabajo en el West-End será La muerte de un viajante, un montaje que triunfó este año en el Young Vic.

Blues in the night en el Kiln Theatre de Londres dirigido por Susie McKenna
Gemma Sutton, Debbie Kurup, Clive Rowe & Sharon D Clarke. Foto Matt Humphrey

La acción transcurre durante una jornada en un hotel de Chicago en 1938, Robert Jones ha recreado el ambiente de un local de la época, con el bar al fondo, las habitaciones de las tres mujeres distribuidas por el espacio, no le falta detalle: un ascensor que no funciona o un suelo con baldosas con figuras geométricas, al igual que hiciera con la reposición de El violinista en el tejado vuelve a conseguir que el espectador se sienta transportado al alojamiento.

Blues in the night en el Kiln Theatre de Londres dirigido por Susie McKenna

Sharon D Clarke conocía perfectamente la producción original del West-End, con veintidós fue la sustituta del personaje que ahora interpreta. Su experiencia no fue utilizada por Susie McKenna quien no se ha limitado a reproducir montajes anteriores, ha creado una puesta en escena original. Uno de los cambios que ha introducido ha sido la incorporación de nuevos personajes, dos hombres que sirven de coro y cuerpo de baile, para ellos Frank Thompson ha creado unas coreografías de una gran belleza, es una pena que Aston New y Joseph Poulton no participen en más escenas.

Los cuatro interpretes Clive Rowe, Debbie Kurup, Gemma Sutton y Sharon D Clarke realizan una actuación de un alto nivel, cada uno de sus números es aplaudido con entusiasmo por el público.

Blues in the night es uno de los mejores espectáculos que se pueden ver en estos momentos en Londres, todo el conjunto de la producción lo convierten en una obra redonda.

Blues in the night se estará representando en el Kiln Theatre de Londres hasta el 7 de septiembre.
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Los puentes de Madison

Los puentes de Madison
Los puentes de Madison en Menier Chocolate Factory
Maddison Bulleyment & Jenna Russell. Foto: Johan Persson.

The bridges of Madison County (Los puentes de Madison), la novela Robert James Waller, fue convertida en un musical por Marsha Norman, libreto, y Jason Robert Brown, música y letras. Tras su presentación en 2013 en Williamstow, Massachusetts, tuvo su premier en Broadway en 2014, el espectáculo obtuvo cuatro candidaturas a los premios Tony, se llevó los dos en los cuales estaba nominado Jason Robert Brown, partitura y orquestaciones.

El estreno europeo del musical se ha producido el 23 de julio en la sala londinense Menier Chocolate Factory. Una producción dirigida por Trevor Nunn, con diseño de escenario y vestuario creados por Jon Bausor e interpretada en sus principales papeles por Jenna Russell y Dale Rapley.

Los puentes de Madison, el musical.
Jenna Rusell & Edward Baker-Duly. Foto: Johan Persson.

He de reconocer que no he leído la novela, pero sí he visto la película de 1995, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, siendo un seguidor del trabajo del estadounidense, este film nunca me ha interesado. Lo que me atrapó para asistir a una representación del musical fue que Jason Robert Brown había escrito las canciones, para mí es uno de los mejores compositores teatrales de todos los tiempos. En esta ocasión ha querido enmarcar los temas en el momento y lugar donde transcurre la acción (Iowa, 1965), para ello ha utilizado diferentes estilos desde el folk o el country, hasta el pop o la ópera. Sin duda la partitura es uno de los grandes aciertos de la adaptación

Jenna Russell como Francesca en The Bridges of Madison County.

Otro de los motivos que me interesó de esta producción fue que estaba protagonizada por Jenna Russell (foto izquierda), una actriz que siempre sorprende con sus interpretaciones, todas las veces que la he visto en los escenarios, he salido con una sensación de haber presenciado una actuación excelente. Lo vuelve a hacer en The bridges of Madison county, solamente por ella merece la pena asistir, su Francesca está llena de matices, desde el acento italiano, hasta cada uno de los movimientos que ejecuta o las expresiones faciales con las que muestra los sentimientos del personaje.

Del reparto también hay que destacar el trabajo de Gillian Kirkpatrick, la vecina fisgona pero entrañable, magnífica como interprete y cantante, uno de los momentos más mágicos de la obra es cuando canta Get close. El público se rinde ante Shanay Holmes interpretando del tema Another life. Paul F Monaghan alcanza su mejor momento con la canción When I’m gone.

Trevor Nunn ha conseguido que este musical de tres horas no resulte plúmbeo, pero no podemos incluirlo en la lista de sus mejores trabajos. La escenografía recuerda a otras propuestas del director, suelo giratorio (Los Miserables), proyecciones de decorados ( The woman in white), madera marcando los límites del escenario (El violinista en el tejado). En esta ocasión no encontramos barricadas pero podemos adentrarnos en Roseman covered bridge. Un detalle que me resultó curioso fue la reproducción de los papeles pintados que proyectaban en algunas de las escenas que transcurrían en la granja de los Johnson o en las de sus vecinos

Los puentes de Madison
Gillian Kirkpatrick & Paul F Monghan. Foto: Johan Persson.

The bridge of Madison County continuará en la sala Menier Chocolate Factory de Londres hasta el 14 de septiembre.

Todas las fotos han sido realizadas por Johan Persson

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail
1 2 3 9