La madre de Esmeralda/The Hunchback of Notre Dame

El jorobado de Notre Dame
El jorobado de Notre Dame 2
Robert Rhodes como Quasimodo

La compañía británica Iris Theatre presenta todos los veranos varios espectáculos en los jardines y el interior de St. Paul Church, más conocida como la iglesia de los artistas, situada en el Covent Garden londinense. Su segunda propuesta para este año es una versión de la novela de Victor Hugo Nuestra señora de Paris. Aunque el título que han escogido es The hunchback of Notre Dame, Benjamin Polya, el adaptador, da más protagonismo a Sister Gudule, la madre de Esmeralda, que a Quasimodo.

Una de las características de las producciones veraniegas de Iris Theatre es que se realizan al aire libre, los espectadores van siguiendo a los actores por los distintos escenarios donde se desarrollan los acontecimientos. El director de la producción es Bertie Watkins quien ha incorporado al montaje una de sus señas de identidad: la participación de los espectadores, hace cinco años que dirige COLAB Theatre, uno de los más reconocidos teatros inmersivos de Londres, aunque esta función no puede incluirse en esa categoría, es verdad que los asistentes se sienten incluidos en la representación.

El jorobado de Notre Dame 3
Katie Tranter y Max Alexander-Taylor

Seis actores-músicos se encargan de interpretar a más de veinticinco personajes. De todos ellos destaca Katie Tranter, tan pronto la vemos haciendo de Pierre como de Fleur-De-Lys, cada uno de sus papeles los declama de manera diferente, dándoles un toque especial que no parece que es la misma actriz quien los interpreta, además tiene unas grandes dotes para la improvisación y la interacción con la audiencia.

Otro de los personajes de la obra es el público, a alguno le puede tocar hacer de cabra, de jurado…. todos participan en las escenas de lucha, en las de arrojar piedras o señalar a los reos, la concurrencia participa con agrado de esta manera inusual de sentir un espectáculo teatral.

The Hunchback of Notre Dame se representa hasta el 1 de septiembre en St Paul’s, the Actors’ Church de Londres

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Los puentes de Madison

Los puentes de Madison
Los puentes de Madison en Menier Chocolate Factory
Maddison Bulleyment & Jenna Russell. Foto: Johan Persson.

The bridges of Madison County (Los puentes de Madison), la novela Robert James Waller, fue convertida en un musical por Marsha Norman, libreto, y Jason Robert Brown, música y letras. Tras su presentación en 2013 en Williamstow, Massachusetts, tuvo su premier en Broadway en 2014, el espectáculo obtuvo cuatro candidaturas a los premios Tony, se llevó los dos en los cuales estaba nominado Jason Robert Brown, partitura y orquestaciones.

El estreno europeo del musical se ha producido el 23 de julio en la sala londinense Menier Chocolate Factory. Una producción dirigida por Trevor Nunn, con diseño de escenario y vestuario creados por Jon Bausor e interpretada en sus principales papeles por Jenna Russell y Dale Rapley.

Los puentes de Madison, el musical.
Jenna Rusell & Edward Baker-Duly. Foto: Johan Persson.

He de reconocer que no he leído la novela, pero sí he visto la película de 1995, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, siendo un seguidor del trabajo del estadounidense, este film nunca me ha interesado. Lo que me atrapó para asistir a una representación del musical fue que Jason Robert Brown había escrito las canciones, para mí es uno de los mejores compositores teatrales de todos los tiempos. En esta ocasión ha querido enmarcar los temas en el momento y lugar donde transcurre la acción (Iowa, 1965), para ello ha utilizado diferentes estilos desde el folk o el country, hasta el pop o la ópera. Sin duda la partitura es uno de los grandes aciertos de la adaptación

Jenna Russell como Francesca en The Bridges of Madison County.

Otro de los motivos que me interesó de esta producción fue que estaba protagonizada por Jenna Russell (foto izquierda), una actriz que siempre sorprende con sus interpretaciones, todas las veces que la he visto en los escenarios, he salido con una sensación de haber presenciado una actuación excelente. Lo vuelve a hacer en The bridges of Madison county, solamente por ella merece la pena asistir, su Francesca está llena de matices, desde el acento italiano, hasta cada uno de los movimientos que ejecuta o las expresiones faciales con las que muestra los sentimientos del personaje.

Del reparto también hay que destacar el trabajo de Gillian Kirkpatrick, la vecina fisgona pero entrañable, magnífica como interprete y cantante, uno de los momentos más mágicos de la obra es cuando canta Get close. El público se rinde ante Shanay Holmes interpretando del tema Another life. Paul F Monaghan alcanza su mejor momento con la canción When I’m gone.

Trevor Nunn ha conseguido que este musical de tres horas no resulte plúmbeo, pero no podemos incluirlo en la lista de sus mejores trabajos. La escenografía recuerda a otras propuestas del director, suelo giratorio (Los Miserables), proyecciones de decorados ( The woman in white), madera marcando los límites del escenario (El violinista en el tejado). En esta ocasión no encontramos barricadas pero podemos adentrarnos en Roseman covered bridge. Un detalle que me resultó curioso fue la reproducción de los papeles pintados que proyectaban en algunas de las escenas que transcurrían en la granja de los Johnson o en las de sus vecinos

Los puentes de Madison
Gillian Kirkpatrick & Paul F Monghan. Foto: Johan Persson.

The bridge of Madison County continuará en la sala Menier Chocolate Factory de Londres hasta el 14 de septiembre.

Todas las fotos han sido realizadas por Johan Persson

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Manuelita la libertadora

Manuelita por Tamsin Hurtado Clarke (Popelei)
Tamsin Hurtado Clarke (Popelei) como Manuelita. Foto: Alex Brenner
Tamsin Hurtado Clarke. Foto: Alex Brenner

Uno de los grandes descubrimientos de CASA Festival ha sido Tamsin Hurtado Clarke, una actriz que cautiva con su interpretación, es de las elegidas que consiguen hacer creer a la audiencia que a quien tienen enfrente es al personaje que representan, no a una cómica interpretando un papel. En esta ocasión se convierte en Manuela Sáenz, luchadora por la libertad de los países y la de las mujeres, nombrada coronela del ejército por su bravura en la batalla y compañera de Simón Bolivar.

Manuelita es un monologo con música, la artista está acompañada en el escenario por el guitarrista Santiago Jara Astaburuaga. La dirección corre a cargo de Scarlett Plouviez. La puesta en escena ha sido diseñada por Rachel Wingate es sencilla, pero muy eficiente, solamente dos sillas, una está ocupada por el músico, de la otra cuelgan varias carteras que guardan elementos que se utilizan en el desarrollo de la historia, el asiento juega multiples papeles al convertirse en caballo, butaca… El indumentaria tan bien es natural, la actriz viste pantalones y camiseta blanca, complementan el vestuario una manta realizada con las cartas que Bolívar envió a Manuela, una casaca militar y un vestido transparente con blusa roja. La iluminación creada por Simeon Miller aporta el tono de intimidad necesario.

Durante los cincuenta y cinco minutos que dura la función Tamsin Hurtado Clarke se convierte en Manuela Sáenz, nacida en Quito en 1795, una mujer fundamental en la lucha por la independencia de las colonias americas del reino español. A pesar de haber sido una gran defensora de las ideas libertadoras, contribuir al éxito de algunas batallas o salvar a Bolívar de una muerte segura, su biografía fue ignorada durante siglos; no fue hasta mediados del XX cuando comenzó a ocupar el lugar que se merece en la historia.

Manuelita no es solamente una lección de historia, es la interpretación de una gran actriz, Tamsin Hurtado Clarke realiza un trabajo excelente, en sus diálogos, escogiendo a los espectadores que representaran a uno de sus supuestos amantes y a su marido o desdoblándose en otros personajes, genial en el baile entre Manuela y Simón.

Manuelita ha terminado sus representaciones en CASA Festival, pero Tamsin Hurtado Clarke vuelve al Arcola Theatre con 100 Years del 25 al 27 de julio.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Merrily we roll along

Merrily We Roll Along, Silk Street Theatre;
Julia Randall – Mary Flynn; Joseph Potter – Charley Kringas; Oli Higginson – Franklin Shepard; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

Para celebrar el final de curso, el Guildhall School of Music and Drama de Londres presenta todos los veranos un montaje en el Silk Street Theatre, una de las salas del Barbican Centre. Este año el elegido ha sido Merrily we roll along, una obra con libreto de George Furth y canciones de Stephen Sondheim. El musical cuenta la historia de la desintegración de la  amistad de tres jóvenes: Franklin, compositor ; Charly, escritor de letras de canciones y Mary, novelista. Una representación donde el principio es el final de la historia, las primeras escenas tienen lugar en 1976 y las últimas en 1957.

Oli Higginson – Franklin Shepard; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

El montaje original se estrenó en Broadway en 1981, contó con dirección de Harold Prince. Pero ni el afamado realizador y productor, ni Stephen Sondheim pudieron evitar que la producción se convirtiera en el mayor fracaso de la temporada, con tan solo cincuenta y dos funciones previas y dieciséis tras el estreno. Con los años y varias revisiones Merrily we roll along se ha convertido en un musical de culto y algunas de sus canciones en clásicas, como el tema Not a day goes by, que cuenta con infinidad de versiones o Good thing going incluida en el repertorio de Frank Sinatra. Los 26 protagonistas de la producción original se encontraban entre los 16 y los 25 años, aunque pensaron que les había llegado el éxito por participar en el musical, las críticas y los malos resultados de taquilla no consiguieron que despuntaran en aquel momento. Se desquitaron en septiembre de 2002 cuando se reunieron en La Guardia High School de Nueva York en un concierto benéfico y consiguieron poner en pie a todo el auditorio.

Merrily We Roll Along by Sondheim; Guildhall School of Music and Drama;
Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

La producción de Merrily we roll along del Guildhall School comenzó las representaciones el 2 de julio. Como en años anteriores la dirección escénica corrió a cargo de Martin Connor, su trabajo nunca defrauda, como me ha demostrado en cursos anteriores con Guys and dolls, Grand hotel o Crazy for you. En esta ocasión vuelve a demostrar que en sus manos se encuentran las próximas estrellas del West-End y que los ha preparado para triunfar. Los protagonistas Oli Higginson, Joseph Potter y Julia Randall muestran sus grandes dotes para el musical, los tres representan su papel con convicción y entusiasmo. Erica Nicole Rothman interpreta con maestría Not a day goes by.

Julia Randall – Mary Flynn; Joseph Potter – Charley Kringas; Oli Higginson – Franklin Shepard; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;th

El diseño de escenario ha sido realizado por Adam Wiltshire, para esta producción ha creado una estructura metálica fija, la completa con accesorios que sirven para situar el lugar donde ocurre la acción, una escenografía muy eficaz y llena de recursos que ayudan a comprender las escenas . Ewan Jones vuelve a colaborar con el Guildhall después de su excelente trabajo hace unos años con Crazy for you, sus coreografías están elaboradas teniendo muy en cuenta las letras de las canciones. La orquesta formada diecinueve miembros y dirigida por Steven Edis consiguió transmitir toda la fuerza de la partitura compuesta por Stephen Sondheim.

Merrily we roll along se representa hasta el 10 de julio en el Silk Street Theatre de Londres.

Merrily We Roll Along by Sondheim; Guildhall School of Music and Drama; Silk Street Theatre; Photo: © CLIVE BARDA/ArenaPAL;

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Una obra, dos versiones, tres Lehman trilogy

Lehman trilogy National Theatre

Lehman trilogy España

Los actores con Sergio Peris-Mencheta
Foto: Sergio Parra

He tenido la suerte de asistir en Londres y Madrid a las producciones de la obra del italiano Stefano Massini Lehman trilogy. A pesar de ser la misma pieza teatral parecen diferentes.

En la capital británica está interpretada por tres actores: Ben Miles, Simon Russell Beale y Adam Godley, quienes se hacen cargo de todos los papeles, les acompaña al piano Candida Caldicot. La dirección corresponde a Sam Mendes, uno de los mejores directores del mundo. El espacio escénico, una oficina rotatoria con paredes transparentes donde los protagonistas escriben, ha sido diseñado con gran acierto por Es Devlin.

The Lehman trilogy National Theatre

Ben Miles, Adam Gdley y Simon Russell Beale.

En España está dirigida por Sergio Peris-Mencheta con seis actores y la incorporación de algunos números musicales. Curt Allen Wilmer con estudioDedos han realizado un escenario que recuerda los espectáculos de vodevil.

Lehmana trilogy España

Lehman trilogy en España
Foto: Pepe H

El texto es el mismo en ambos casos, con algunas diferencias en las traducciones, difieren en la duración. La historia del capitalismo a través de la familia Lehman, unos hermanos alemanes que emigraron a Estados Unidos, sobrevivieron a guerras y crisis hasta que llegó su final y el derrumbamiento de la economía mundial en 2008.

Una buena obra, tal vez un poco larga, que tanto en Gran Bretaña como en nuestro país termina con grandes ovaciones del público.

Lehman trilogy hasta el 23 de septiembre en los teatros del Canal de Madrid para posteriormente seguir de gira.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Mucho ruido y pocas nueces

Mucho ruido y pocas nueces

The Much Ado About Nothing company
Photo Scott Rylander

Desde 2005 Antic Disposition presentan revisiones de clásicos en espacios históricos, nunca dentro de un teatro convencional. Su último estreno ha sido la obra de Shakespeare Mucho ruido y pocas nueces en Gray’s Inn Hall, un edificio del siglo dieciséis que forma parte de uno de los más reputados Colegios de Abogados de Londres.

Mucho ruido y pocas nueces

Nicholas Osmond y Chiraz Aich
Foto Scott Rylander

La compañía está formada por actores británicos y franceses, por ese motivo han trasladado la ciudad de Messina a la campiña gala y la acción a 1945.

Las puertas de acceso a la sala se abren media hora antes del inicio de la obra de Shakespeare, sin embargo, nada más entrar en el recito comienza la representación, los asistentes son obsequiados con una historia que recuerda el humor de Jacques Tati, un homenaje que han querido rendir los directores de la producción al cómico francés.

Mucho ruido y pocas nueces es una de las grandes comedias del Bardo, las escenas entre los personajes de Béatrice y Benedick son una pura delicia, el enfrentamiento entre géneros sigue proporcionando momentos brillantes.

Esta producción cuenta con un reparto muy versátil, los interpretes se transforman en cada uno de los personajes que interpretan. Todos realizan un trabajo fantástico. Uno de los gozos de la representación es escuchar la maravillosa declamación de actores y actrices, da gusto oírlos. Además, algunos de ellos tocan los instrumentos que proporcionan la banda sonora a la función.

Mucho ruido y pocas nueces

The Much Ado About Nothing company
Foto Scott Rylander

La dirección de Ben Horslen y John Risebero es excelente, han sabido respetar el texto original, al mismo tiempo lo han dotado de una contemporaneidad que lo hace accesible a cualquier tipo de audiencias.

La producción de Antic Disposition es sin duda una de las mejores representaciones de Mucho ruido y pocas nueces que he visto.

Mucho ruido y pocas nueces

Molly Miles, Tommy Burgess, Floriane Andersen, Alexander Varey
Foto Scott Rylander

Much ado about nothing se estará representando en Gray’s Inn Hall de Londres hasta el 1 de septiembre.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Bring it on, el musical del verano

Bring it on the musical

Bring it on, the musical

Bring it on por The British Theatre Academy en Southwark Playhouse.
Photo by Eliza Wilmot

El siete de agosto The British Theatre Academy (The BTA) realizó el estreno europeo de Bring it on, el musical basado en la película del mismo título. Una adaptación realizada por un grupo de los más prestigiosos profesionales del teatro estadounidense. El libreto lo elaboró Jeff Whitty (Avenue Q),  la música la compusieron Tom Kitt (Next to Normal) y Lin Manuel Miranda (In the Heights, Hamilton) quien también escribió las letras de las canciones junto a Amanda Green (Hands on a hardbody, High fidelity).

Bring it on

Bring it on por The British Theatre Academy en Southwark Playhouse.
Photo by Eliza Wilmot

Hace más de treinta años que Matthew Chandler creó The BTA, una institución que se dedica a la preparación de jóvenes, la edad límite en cual pueden acceder es 23, para convertirlos en profesionales de las Artes Escénicas. Además de recibir formación, también tienen la oportunidad de mostrar su aprendizaje en las producciones que realizan. Este verano se han instalado en el teatro Southwark Playhouse de Londres, ocupan sus dos salas, la pequeña con Goodnight Mister Tom y la grande con Bring it On.

La orquesta de esta nueva producción está compuesta por cuatro miembros y Chris Ma quien se ocupa de los teclados y la dirección, un trabajo que realiza con excelencia, ayudado por Charles Parry encargado del sonido. Ben Jacobs ha diseñado las luces, con su trabajo consigue crear el ambiente necesario en cada una de las escenas, al mismo tiempo que engrandece el tamaño del espacio escénico creado por Tom Paris, quien con muy pocos elementos y con una excelente coordinación en los cambios de decorado obtiene unos resultados fabulosos.

Ewan Jones se ocupa de la coreografía y la dirección escénica, en ambas labores consigue levantar a la audiencia de sus butacas. Lo tenía fácil porque ha contado con un reparto admirable, desde los protagonistas, hasta el último figurante hacen creíbles sus papeles en todo momento. Aunque es imposible destacar algún miembro del grupo de actores y actrices, reconozco que desde el principio de la representación he sentido debilidad por Isabella Pappas, su forma de expresarse, sus gestos y la evolución de su personaje son puro arte.

La producción de Bring it on, the musical por The BTA es una de las obras del verano londinense.

Bring on it, the musical

Bring it on por The British Theatre Academy en Southwark Playhouse.
Photo by Eliza Wilmot

Bring it on, the musical en la sala Southwark Playhouse de Londres hasta el 1 de septiembre.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

La seducción de Carmen la cubana

Carmen la cubana en Londres

Carmen la cubana en Londres

Carmen la cubana en Sadler’s Wells
Foto: Nilz-Boehme

Prospero Mérimée escribió la novela, Georges Bizet compuso la ópera, Oscar Hammerstein la convirtió en un musical, con estos antecedentes el poeta cubano Norge Espinosa Mendoza, y los británicos Stephen Clark y Christopher Renshaw crearon Carmen la cubana.

Carmen La Cubana

Luna Manzanares Nardo y Saeed Mohamed Valdés
Foto: Nilz Boehme

Al principio fue una cigarrera sevillana, después confeccionó paracaídas en Estados Unidos durante la II Guerra Mundial, ahora la acción ha siso trasladada a la Cuba de 1958, justo antes del triunfo de la revolución que cambió la isla. La protagonista vuelve a elaborar tabaco, conserva el apellido Jones y sus amores son el militar José y el boxeador El Niño. En esta adaptación aparece un personaje nuevo, La Señora, una especie de santera, maestra de ceremonias y cabaretera.

Carmen la cubana se estrenó el 8 de abril de 2016 en el Théâtre du Châtelet de Paris, una versión en español  que ha estado recorriendo varias ciudades europeas, desde el 1 de agosto se encuentra en el Sadler’s Wells de Londres.

Alex Lacamoire, ganador de tres Tony por In the heights, Hamilton y Dear Evan Hansen, ha realizado los arreglos y las orquestaciones. Su trabajo consistió en que la música de Bizet sonara más latina, lo consigue.

Producción de Carmen la Cubana

Carmen la cubana
Foto: Nilz-Boehme

La dirección escénica ha recaído en Christopher Renshaw, quien ha reunido a un reparto de grandes profesionales cubanos. La escenografía y el vestuario han sido realizados por el británico Tom Piper, el diseño nos transporta a un patio de vecinos que está sufriendo el deterioro de los enfrentamientos. Las cuerdas son un elemento muy importante en el desarrollo de la acción, sirven para atar a Carmen a José, también están presentes en su último encuentro, con cuatro bailarines como esquinas forman el cuadrilátero donde tendrá lugar el combate de boxeo.

En esta producción son los personajes femeninos quienes destacan en su actuación. Luna Manzanares Nardo es una Carmen que trasmite su sensualidad en cada una de sus apariciones, imposible no caer rendido ante ella. Albita Rodriguez demuestra su profesionalidad en los diferentes personajes que interpreta. Con su aterciopelada voz y sus maneras de actriz Cristina Rodríguez Pino trasmite toda la ingenuidad de Marilú, la novia de José. Rachel Pastor Pérez y Laritza Pulido García están perfectas como Paquita y Cuqui.

El coreógrafo Roclan González Chávez ha sabido crear unos números de baile que realzan el musical.

Carmen la cubana se representa en español en el teatro Sadler’s Wells de Londres hasta el 18 de agosto.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

La sirenita va al circo

Cartel de Little mermaid

La sirenita

Metta’s Little mermaid the circus sensation

Metta Theatre es una productora británica fundada en 2005 por Poppy Burton-Morgan y William Reynolds. Su principal objetivo es combinar la interpretación con otras artes escénicas para producir espectáculos llenos de imaginación. A lo largo de estos años han presentado más de una docena de títulos hermanando diferentes géneros: El libro de la selva mezclando street-dance y circo, In the willows, convirtiendo la novela de Kennet Graham, en un musical hip-hop o la ópera Cosi fan tutte trasladando la acción a Gran Bretaña durante la II Guerra Mundial. Una de sus últimas propuestas es Little mermaid, the circus sensation.

La sirenita en el circo

Metta’s Little mermaid

Esta adaptación de La sirenita ha sido llevada a escena por Poppy Burton-Morgan quien además de dirigir el show ha escrito el libreto, las letras de las canciones y las melodías adicionales. La música ha sido compuesta por Matt Devereaux. Las luces y el diseño escenográfico los realizó William Reynolds. Las coreografías han sido creadas por la compañía, excepto las escenas del vals que las diseñó Laura Kriefman.

El elenco está formado por siete personas que no solamente actúan, tocan los instrumentos, cantan, bailan y realizan los números circenses. Un reparto que sale airoso de todas las disciplinas que le corresponden ejecutar. En algunos de los números coordinan varias actividades que dejan maravillado a los espectadores, por ejemplo tocar el violín mientras estás suspendida boca abajo de un aro.

La sirenita Metta Theatre

La sirenita en palacio

Algunas de las escenas poseen un toque mágico, como las que realiza la bruja del mar en su enorme aro o la de las bolas luminosas.

Aunque está basado en la obra de Hans Christian Andersen, Metta’s little mermaid, the circus sensation es una versión diferente y original, el final me recuerda a la canción La sirena de Víctor Manuel.

El espectáculo tiene ingredientes para contentar a todos lo públicos con detalles para los niños (el amigo de la protagonista es un caballito de mar que recuerda a un saxofón, una marioneta creada por Poppy Burton-Morgan), y para los adultos (la historia tiene algunos puntos obscuros sobre las relaciones de los personajes).

En estos momentos Metta Theatre se encuentra en Londres dentro del London Underbelly Festival, un espacio en el Southbank que lleva varios años presentado propuestas de circo, cabaret y humor de gran calidad.

Metta’s little mermaid, the circus sensation hasta el 12 de agosto en London Underbelly Festival, Londres.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Harold Prince, un príncipe de Broadway

Prince of Broadway

Portada del CD Prince of Broadway

La discográfica Ghostlight Records ha editado algunas de las canciones que forman parte de Prince of Broadway, un musical donde se recrea una parte de los trabajos escénicos de Harold Prince, un director y productor estadounidense quien a pesar de sus noventa años aún continua en activo.

Sweeney Todd

Escena de Sweeney Todd

Cuando Harold Prince era un niño jugaba con soldaditos de plomo, pero en vez de usarlos en batallas montaba un teatrillo con una caja y representaba obras que se inventaba. Su primera ocupación fue en la oficina de George Abbott, una de las grandes figuras del teatro y el cine estadounidense, allí comenzó a aprender los oficios de las artes escénicas. Tras unos años de chico para todo se convirtió en productor, la primera obra de esta etapa fue el musical The pajame game, por él obtuvo el primero de sus 21 Tony, hasta el momento es la persona más galardonada en la historia de este premio.

West side story

West side story

En 1957 coprodujo West side story, desde entonces comenzó una amistad con Stephen Sondheim, una camaradería que llevaron al terreno profesional, durante varias décadas Prince fue el productor y/o director de las obras del compositor

Harold Prince realizó su debut como director en 1962 con A family affair, entre los creadores de este musical se encontraba John Kander con quien colaboró en varias ocasiones, en el disco se pueden escuchar temas de dos de ellas: Cabaret y Kiss of spider woman.

Otro de los compositores en la amplia carrera del director es Andrew Lloyd Webber, quien junto a Tim Rice lo esperaron casi un año hasta que pudo hacerse cargo de Evita. Volvieron trabajar juntos en El fantasma de la ópera, el musical que ha batido todos los records de permanencia en Broadway.

Prince of Broadway cuenta con un libreto de David Thompson quien tuvo que revisar las más de ochocientas canciones de los musicales en los que había participado Harold Prince, para escoger los temas que podían encajar en el show. Los arreglos, la dirección musical y la única canción original han sido realizados por Jason Robert Brown, un amigo de la familia. De este compositor también se interpreta una canción de Parade, la obra que le sirvió como debut en Broadway. La dirección la compartieron Prince y Susan Stroman quien se encargó de las coreografías.

El fantasma de la ópera

El fantasma de la ópera

El musical tenía previsto su estreno en Broadway en 2012 pero fue cancelado por problemas económicos. La premier mundial se produjo en Tokio en 2015. En Nueva York pudo verse de agosto a octubre de 2017. En el espectáculo se interpretaban 38 canciones que cubrían la historia de Harold Prince desde 1954 con The pajama game hasta 1998 con Parade.

En el CD Prince of Broadway editado por Ghostlight Records se han recogido 22 temas interpretados por el reparto original de Nueva York.

 Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

1 2 3 4