I loved Lucy

I loved Lucy en Arts Theatre
I loved Lucy en el Arts theatre

Sandra Dickinson y Matthew Scott en los ensayos

La Lucy del titulo se refiere a la actriz y empresaria estadounidense Lucille Ball, quien entre 1951 a 1957 interpretó la serie de televisión I love Lucy, un programa que en todos sus episodios consiguió las más altas cotas de audiencia, convirtiéndola en la mujer más famosa del planeta. Sus continuas reposiciones han conseguido que su nombre siga brillando entre las grandes estrellas televisivas de todos los tiempos.

El escritor Lee Tannen mantuvo una relación de amistad con la actriz durante los diez últimos años de su vida, a pesar de la gran de diferencia de edad se convirtieron en grandes amigos y confidentes.

En 2001 Lee Tannen publicó el libro I loved Lucy: my friendship with Lucille Ball, con este trabajo quería mostrar al público como era la verdadera Lucille Ball. En 2011 el autor convirtió sus memorias en una obra teatral.

I loved Lucy en el Arts Theatre

Sandra Dickinson y Matthew Scott en el Arts Theatre

I loved Lucy se presentó por primera vez en Londres en 2016 en el Jermyn Street Theatre con dirección de Anthony Biggs quien retoma estas tareas en este nuevo montaje que se ha estrenado en el Arts Theatre de la capital británica. Ha habido algunos cambios en el traslado de sala, entre ellos la escenografía, ahora las letras del fondo del escenario que forman parte de Lucy están iluminadas y cambian de color, en el centro de las tablas un corazón, sobre el cual reposa una mesa de backgammon y dos butacas, dos sillas complementan los objetos de atrezzo. No se necesita nada más, esta es una obra en la que  lo importante son los interpretes.

I loved Lucy en el Arts Theatre

Sandra Dickinson y Matthew Scott

Sandra Dickinson, en su tercera encarnación de Lucy, muestra todas aristas del personaje, resulta muy real, aunque para mí, que no soy muy seguidor de Mrs Ball, me recordaba en todo momento al personaje de Sophia Petrilo de Las chicas de oro. Matthew Scott realiza su debut en el West-End, llega de interpretar en Broadway Adam Hochberg en Un americano en París, ahora se ha convertido en un convincente Lee Tannen, sobretodo en los movimientos corporales. Ambos realizan un trabajo excelente.

I loved Lucy es una obra que encantará a los seguidores de Lucille Ball, el resto puede que no encuentren nada de interés en el espectáculo.

I loved Lucy se representa en Arts Theatre de Londres hasta el 2 de septiembre

 

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail