Suicidándose en Nave 73

Julieta y Ofelia suicidas de toda la vida

Julio Rojas y Aarón Lobato

Siempre que asisto a alguna representación en Nave 73 salgo contento con el espectáculo, la sala madrileña apuesta por programar trabajos arriesgados, pero con una gran calidad.

El domingo acudí a ver Julieta y Ofelia suicidas de toda la vida de Julio Rojas con dirección de Aarón Lobato, quienes al mismo tiempo se convierten en Julieta y Ofelia.

La función comienza con las protagonistas metidas en una bolsa de cuerpo en una morgue de cualquier ciudad, porque estos personajes llevan suicidándose desde que su padre, William Shakespeare, las trajera al mundo en el siglo XVI. Lo primero que hacen es fumarse un cigarrillo, relatar algunos de los espacios escénicos donde han dejado de existir, también se interesan por las noticias de actualidad, porque a pesar de tener más de cuatrocientos años están al tanto de todo lo que ocurre en el mundo.

Julieta y Ofelia también hablan de sus familiares y sus relaciones con Romeo y Hamlet, descubrimos algunos de los secretos mejor guardados de estas jóvenes que no han podido llegar a disfrutar de la vida, dos personajes que atienden a los periodistas, se van de marcha, pero siempre acaban regresando al limbo, purgatorio o como quiera que se llame el lugar donde se encuentran hasta que les toque aparecer en la próxima representación.

Durante el tiempo que dura Julieta y Ofelia suicidas de toda la vida vamos de la comedia al drama pasando por la danza. Chevi Muraday es el responsable del movimiento, su propuesta dota a la obra de un balance exquisito, un toque de distinción al servicio del texto. Todos los responsables de este montaje Felype de Lima, vestuario, Diego Domínguez, iluminación, y Pecado de Hybris, escenografía y espacio sonoro, realizan una labor impecable para que Julio Rojas y Aarón Lobato sufran, rían y convenzan a la audiencia que son dos de las suicidas más famosas de la literatura.

Al final de la representación el público les premia con insistentes aplausos, no es para menos porque han conseguido su objetivo, entretener de la mejor manera posible, haciendo buen teatro.

Julieta y Ofelia suicidas de toda la vida los domingos 17 y 24 a las 19:00h en Nave 73

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Bowie una biografía

Bowie

Bowie por María Hesse

La editorial Lumen ha publicado Bowie, una biografía de María Hesse y Fran Ruiz. Un libro donde las ilustraciones de María se unen a las palabras de Fran para relatar la vida de uno de los grandes artistas británicos del siglo XX y XXI.

Esta no es una semblanza al uso, es una recreación, está escrita en primera persona, han mezclado la vida real con elementos fantásticos, porque como dicen los autores la existencia de Bowie no podría ser contada de otra manera.

David Bowie nació el 8 de enero de 1947 como David Robert Jones, en Brixton, un distrito del sureste de Londres.

Fue un artista total que probó diferentes manifestaciones artísticas, logrando destacar en todas ellas, como la pintura o la actuación, apareció en varias películas y se convirtió en El hombre elefante en Broadway.

Durante su trayectoria profesional nunca dejó de experimentar con diferentes tipos de música. Lazarus, uno de sus últimos trabajos, fue un género que no había tocado anteriormente, el musical escénico.

En Bowie, una biografía se percibe la admiración que sienten María Hesse y Fran Ruiz por el artista británico. El libro desprende una gran belleza, cada una de las ilustraciones transmiten lo que las palabras nos cuentan.

Nada más empezar su lectura ya te sientes metido de lleno en la historia con dos páginas que muestran con dibujos y texto las fechas significativas en la vida de David Bowie.

Un libro que emociona por las ilustraciones y te llega por sus palabras. Una obra imprescindible incluso no gustándote Bowie.

Bowie

Una página del libro Bowie una biografía

Bowie una biografía
María Hesse y Frank Ruiz
Editorial Lumen
Barcelona 2018

 

 

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Yank! una historia de amor

Yank! producción de Londres

Andy Coxon y Scott Hunter

Los hermanos Joseph y David Zellnik, autores de Yank!, dicen en el programa de mano que su obra musical está inspirada en los musicales clásicos que escuchaban cuando eran unos niños en New Jersey y en el libro de Allan Bérubé, Coming out under fire, que trata sobre los homosexuales y lesbianas estadounidenses durante la II Guerra Mundial.

Yank! el musical

Yank! en el Charing Cross Theatre de Londres

Yank!, como muy bien nos recuerda su subtítulo: a World War II love story, es una historia de amor entre dos hombres de un escuadrón. Stu está a punto de cumplir 19 años, es el más joven de su compañía y blanco de las bromas de sus compañeros. Mitch es uno de los más respetados soldados, acabará protegiendo a Stu. Entre ambos surge algo más que una amistad, pero Mitch no está preparado para asumir que tiene sentimientos hacia una persona de su mismo sexo. Artie, un fotógrafo de la revista Yank (una publicación real del ejército de los Estados Unidos) acabará llevando a Stu como redactor del magazine. Un tiempo después los amigos volverán a reunirse, Mitch no podrá reprimir el amor que siente por su camarada.

Yanks! Charing Cross Theatre

Lee-Dillon Stuart, Kris Marc-Joseph, Andy Coxon y Scott Hunter

Los hermanos Zellnik no solamente nos cuentan un relato amoroso, también describen algunas situaciones por las que tuvieron que pasar los gays y lesbianas durante la contienda. Algunas están tratadas desde el humor, el grupo de mecanógrafos que se llaman como alguno de los personajes de Lo que el viento se llevó, otras desde el encarcelamiento y tortura a las que fueron sometidos.

Yank! tuvo su estreno europeo el pasado marzo en el Hope Mill Theatre de Manchester, esta producción, con algunos cambios en el reparto, es la misma que se representa desde el 3 de julio en el Charing Cross Theatre de Londres.

La dirección corre a cargo de James Barker, un trabajo muy digno que lleva al espectador por la historia mostrando los hechos pero sin defender ninguna posición. La compañía muestra un trabajo solido, los actores con más de un papel saben transformarse en cada uno de los personajes que representan, en especial Sarah-Louise Young, la única actriz, a quien le corresponden todos roles femeninos, en cada uno de ellos muestra los diferentes matices de la personalidad que representa, lo que vemos en escena son varias actrices en una sola persona.

Scott Hunter, Stu, y Andy Coxon, Mitch, hacen creíble su historia. Chris Kiely, Artie, interpreta a su personaje con gran maestría.

Victoria Hinton firma un diseño de escenario y vestuario simple, unas cajas y una litera son los únicos elementos móviles, pero efectivo. Aaron J. Dootson se decanta por una iluminación oscura dominada por el azul en la gran parte de las escenas. Las coreografías de Chris Cumming muestran la gran versatilidad de los actores con bailes que incluyen claqué, swing o números corales.

Yank! en el Charing Cross Theatre de Londres hasta el 19 de agosto.
Fotos Claire Bilyard

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Crazy for you

Crazy for you Londres 2017

Crazy for you en el Barbican

Mi verano comienza cuando asisto en el Barbican de Londres a la representación de final de grado de los alumnos de Guildhall School. Empecé hace cuatro cursos y nunca me han defraudado, sus producciones son de una calidad excelente. La obra que han escogido este año es Crazy for you un espectáculo con canciones de Ira y George Gershwin.

Este musical está basado en Girl crazy, estrenado originalmente en Broadway en 1930. En 1992 se pensó en realizar una reposición, pero cuando se revisó el argumento se comprobó que había quedado totalmente obsoleto, Ken Ludwig, autor de Lend me a tenor, elaboró una puesta al día del libreto, también se repasaron las canciones originales, algunas desaparecieron mientras que se incorporaban otras del catalogo de los hermanos. Entre las que se mantuvieron se encuentran I got rhythm y Embraceable you.

Crazy for you en el Barbican

Crazy for you Guidhall School

Había visto anteriormente Crazy for you, pero no lo había disfrutado tanto como en esta ocasión. De nuevo Martin Connor, director escénico, vuelve a conseguir que todo funcione a la perfección. La compañía está perfecta, hasta el actor con el mínimo papel destaca por su interpretación. Sin embargo, sería injusto no destacar a Luke Thallon quien realiza una interpretación sublime, tiene el punto exacto de comedia, baila como Fred Astaire y canta bien. Lucie Fletcher consigue hacer creíble a Polly Baker, tiene una voz prodigiosa. Ruth Ollman logra una larguísima ovación al interpretar Naughty Baby, en ese número se transforma por completo para convertirse en la perfecta seductora.

Crazy for you Guidhall School

Ruth Ollman en Naughty Baby

La escenografía creada por Adam Wiltshire nos lleva desde de Nueva York hasta un pequeño pueblecito de Nevada, pasa del glamour de la gran ciudad hacia el lejano Oeste con rapidez, cada uno de los escenarios en los cuales discurre la obra tienen el toque perfecto de ambientación.

Las coreografias de Ewan Jones poseen el toque de los musicales clásicos con las aportaciones de la danza moderna. Los números corales son extraordinarios, los individuales perfectos, la escena de los dos Zangler es todo un momentazo.

Crazy for you Guidhall School

Lucie Fletcher en Stiff upper lip

Al final de la representación solamente tienes la opción de aplaudir a rabiar y gritar bravo. Abandonas el teatro con una gran sonrisa y satisfecho de haber asistido a una función divertida, muy bien dirigida y maravillosamente interpretada.

Crazy for you Barbican Center Londres hasta el 12 de julio.
Fotografias Clive Barda

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

El jamón no nos hará libres

El eremita teatros luchana

¿Es posible vivir en soledad? ¿La sociedad de la globalización nos hace incomunicarnos? Parece ser que en Japón cada vez abundan más los Hikikomori, jóvenes que deciden encerrarse en su cuarto con la compañía de internet. Esta tribu, junto a la película Simón del desierto de Buñuel y el documental Somewhere to disapear, que trata sobre unos personajes que viven en Estados Unidos y que intentan desaparecer, fue la base que sirvió a Luis López de Arriba para escribir El eremita que se está representando los domingos a las 19:45 en loa Teatros Luchana de Madrid.

Miguel no se siente comodo en el mundo que habita, decide hacerse anacoreta, crear un espacio en el salón de su casa donde no se necesite nada más que lo imprescindible, una cama, un excusado y una ventana que en vez de servir para mirar la utiliza para arrojar los electos superfluos.

Su verborrea consigue atrapar en su espacio a Milady, una joven prostituta con ganas de amar y a su hermano Marcos. Crean una congregación con normas muy precisas que no se pueden saltar. Visten con túnicas y se hacen vegetarianos, ¿podrán los acólitos sobrevivir sin jamón, aunque sea de mala calidad? La juventud y la esperanza de un cuarto personaje será la clave para resolver los conflictos.

El eremita

Miguel Uribe, Marcos Fernández, Andrea Hermoso y Inma Gamarra

Además de la dramatrugía Luis López de Arriba también se encarga de la dirección, en algunos momentos de la representación se rompe la cuarta pared, haciendo a los espectadores parte de la acción, el uso del meta lenguaje es el mayor logro de la obra.

Los cuatro actores hacen creíbles sus personajes: Miguel Uribe, Inma Gamarra,a quien le corresponden los mejores momentos con su ingenua y amorosa Milady, Marcos Fernández y Andrea Hermoso. El eremita es una producción Teatro en Serie, una compañía que surgió en 2012 para representar obras por capítulos. Este es su primer montaje que no tendrá continuidad.

El eremita los domingos de abril a las 19:45 en los teatros Luchana de Madrid.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail