Parade

Parade NYMT
Parade NYMT 2
Cartel de Parade NYMT

La institución National Youth Music Theatre, la mejor en el mundo para jóvenes, según Andrew Lloyd Webber, ha comenzado su temporada estival en The Other Palace de Londres con Parade, una obra maestra del teatro musical. Originalmente concebido por el recientemente desaparecido Harold Prince, el libreto lo escribió Alfred Uhry, la música y las letras de las canciones fueron creadas por Jason Robert Brown, ambos recibieron el premio Tony por su trabajo. Siendo uno de los mejores musicales del año no tuvo buena acogida en Broadway, solamente se representó ochenta y cinco veces tras su estreno. El público no estaba preparado para ver la historia de Leo Frank, el manager de una fábrica de lapiceros acusado, injustamente, de violar y matar a una de sus empleadas de tan solo 13 años, un hecho que ocurrió en Georgia en 1913.

Parade NYMT 3
Escena grupal Parade NYMT. Foto: Konrad Bartelski.

Jeremy Walker vuelve a realizar una producción perfecta, se ha rodeado de un equipo creativo de primera categoría. Hannah Chissick dirige un grupo de jóvenes actores y actrices que deslumbran, cada uno de ellos, desde los protagonistas hasta la figuración, realizan un trabajo que fue premiado con una prolongada ovación al finalizar la representación. La coreografía de Matthew Cole complementa cada una de las canciones. Laurence Stannard, al frente de la orquesta, consigue que los temas de Jason Robert Brown suenen con precisión. Diego Pitchard ha creado un espacio donde cajas de madera sirven para construir todos los objetos que necesita la obra, el fondo del escenario está ocupado con unas placas de madera con movilidad y un ciclorama con nubes proyectadas, con esos pocos elementos consigue transportar a los espectadores a los lugares donde transcurre la acción.

Es una pena que este montaje solamente se represente solamente unos días porque es uno de los mejores musicales que pueden verse en Londres.

La producción de la National Youth Musical Theatre de Parade puede verse hasta el sábado 10 de agosto en The Other Palace de Londres.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

El hijo de Geppetto

British Theatre Academy
Stephen Schwartz y Matthew Seadon con miembros de BTA. Foto: Eliza Wilmot

La programación veraniega de The British Theatre Academy comenzó el 25 de julio, como el año anterior la mayoría de sus montajes se representarán en Southwark Playhouse de Londres. La segunda de sus producciones ha sido My son Pinocchio, un musical basado en el film Geppetto, una adaptación televisiva de la obra de Carlo Collodi con guion de David Stern y canciones de Stephen Schwartz.

My son Pinocchio es una versión de la película que los autores transformaron para ser representada por niños. Incluye algún tema nuevo e incorpora When you wish upon a star que al igual que I’ve got no string pertenecen al film animado de 1940.

El Hada Azul y sus ayudantes son las narradoras de la historia que comienza cuando Geppetto aburrido del comportamiento de Pinocchio quiere devolverlo. Para convencer a la ninfa le va contando las veces que su hijo le ha puesto en ridículo o se ha comportado de manera inusual,

Lo mejor de la producción se encuentra en el equipo creativo. Gregor Donnelly ha realizado una escenografía compuesta por: un armario, una plataforma y unos cubos, con esos elementos y las luces de Andrew Exeter se crea el mundo mágico donde transcurre la acción. Otro punto a su favor es la utilización de máscaras por las personas adultas, con ello se consigue mantener la atmósfera de cuento que necesita la aventura.

Los personajes principales son interpretados por diferentes actores en cada una de las funciones, en la representación que asistí Geppetto fue James Sampson y Pinocchio Etahn Quinn, quien debía de haber dado el estirón y era mucho más alto que su padre ficticio, ninguno de los dos convenció en sus papeles. Felix Hepburn se convirtió en un Stromboli un poco sobreactuado, aunque no le venía mal a su personaje. El mejor momento del musical es en el número Satisfaction guaranteed, donde el profesor Buonragazzo va creando hijos al gusto de los padres.

La producción de The British Theatre Academy del musical My son Pinocchio jr. se representa en la sala Southwark Playhouse de Londres hasta el 14 de agosto.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Prom 11: 1969: The sound of a summer

BBC Proms 2019
Logo BBC Proms 2019
BBC Proms 2019

Este año BBC Proms han querido rendir un homenaje a la llegada del hombre a la luna, por ese motivo el Prom 11 estuvo dedicado al verano de 1969, en el que concurrieron Woodstock, la guerra de Vietnam o el último album de The Beatles. La BBC Concert Orchestra dirigida por Stephen Bell, acompañados por Will Gregory’s Moog synthesizer ensemble tocaron melodías que se escuchaban hace cincuenta años, algunas fueron cantadas por Vanessa Haynes y Tony Momrelle.

En el Royal Albert Hall sonaron temas de películas: Raindrops Keep fallin’ on my head, Everybody’s talkin’, On days like these o What are you doing the rest of your life?; clásicos: el primer movimiento del Concierto de Brandenburgo, un éxito en el 69 debido a el músico Walter Carlos y la creación del sintetizador; Get back, Something y Here comes the sun de The Beatles, el pop aportó: I say a little prayer y I heard it through the Grapevine, aunque ninguna de las dos eran del 69.

No resulto ser una de las mejores noches de Proms, Tony Momrelle no consiguió emocionar en ninguna de sus interpretaciones. El poeta Lemm Sissay ejerció las tareas de presentador, pero se lo podían haber ahorrado, se equivocaba constantemente, no aportaba casi nada y repetía lo mismo antes y después de las canciones. Space oddity de David Bowie, ejecutada en el único bis, fue sin duda lo mejor de la noche.

BBC Proms continúan en diferentes emplazamientos hasta el 14 de septiembre.
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Blues in the night

Blues in the night en Kiln Theatre de Londres
Aston New, Sharon D Clarke & Joseph Poulton. en Bulues in the night en el Kiln Theatre de Londres
Aston New, Sharon D Clarke & Joseph Poulton. Foto: Matt Humphrey

En los ochenta Sheldon Epps concibió Blues in the night, una revista musical donde a través de temas clásicos del blues se intenta contar una historia. El Kiln Theatre ha repuesto esta obra en Londres, la ciudad donde el original consiguió su mayor éxito. Las primeras producciones, tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, fueron dirigidas por Sheldon Epps, en esta ocasión la responsable de la realización ha sido Susie McKenna, directora asociada al Kiln Theatre.

Uno de los elementos más atractivos de este montaje es la presencia en el reparto de Sharon, D Clarke, una actriz con una voz prodigiosa, lo ha demostrado en We will rock you, Ghost o recientemente en Caroline or Change, y grandes dotes para la interpretación, ya sea comedia o drama, su próximo trabajo en el West-End será La muerte de un viajante, un montaje que triunfó este año en el Young Vic.

Blues in the night en el Kiln Theatre de Londres dirigido por Susie McKenna
Gemma Sutton, Debbie Kurup, Clive Rowe & Sharon D Clarke. Foto Matt Humphrey

La acción transcurre durante una jornada en un hotel de Chicago en 1938, Robert Jones ha recreado el ambiente de un local de la época, con el bar al fondo, las habitaciones de las tres mujeres distribuidas por el espacio, no le falta detalle: un ascensor que no funciona o un suelo con baldosas con figuras geométricas, al igual que hiciera con la reposición de El violinista en el tejado vuelve a conseguir que el espectador se sienta transportado al alojamiento.

Blues in the night en el Kiln Theatre de Londres dirigido por Susie McKenna

Sharon D Clarke conocía perfectamente la producción original del West-End, con veintidós fue la sustituta del personaje que ahora interpreta. Su experiencia no fue utilizada por Susie McKenna quien no se ha limitado a reproducir montajes anteriores, ha creado una puesta en escena original. Uno de los cambios que ha introducido ha sido la incorporación de nuevos personajes, dos hombres que sirven de coro y cuerpo de baile, para ellos Frank Thompson ha creado unas coreografías de una gran belleza, es una pena que Aston New y Joseph Poulton no participen en más escenas.

Los cuatro interpretes Clive Rowe, Debbie Kurup, Gemma Sutton y Sharon D Clarke realizan una actuación de un alto nivel, cada uno de sus números es aplaudido con entusiasmo por el público.

Blues in the night es uno de los mejores espectáculos que se pueden ver en estos momentos en Londres, todo el conjunto de la producción lo convierten en una obra redonda.

Blues in the night se estará representando en el Kiln Theatre de Londres hasta el 7 de septiembre.
Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Los puentes de Madison

Los puentes de Madison
Los puentes de Madison en Menier Chocolate Factory
Maddison Bulleyment & Jenna Russell. Foto: Johan Persson.

The bridges of Madison County (Los puentes de Madison), la novela Robert James Waller, fue convertida en un musical por Marsha Norman, libreto, y Jason Robert Brown, música y letras. Tras su presentación en 2013 en Williamstow, Massachusetts, tuvo su premier en Broadway en 2014, el espectáculo obtuvo cuatro candidaturas a los premios Tony, se llevó los dos en los cuales estaba nominado Jason Robert Brown, partitura y orquestaciones.

El estreno europeo del musical se ha producido el 23 de julio en la sala londinense Menier Chocolate Factory. Una producción dirigida por Trevor Nunn, con diseño de escenario y vestuario creados por Jon Bausor e interpretada en sus principales papeles por Jenna Russell y Dale Rapley.

Los puentes de Madison, el musical.
Jenna Rusell & Edward Baker-Duly. Foto: Johan Persson.

He de reconocer que no he leído la novela, pero sí he visto la película de 1995, dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, siendo un seguidor del trabajo del estadounidense, este film nunca me ha interesado. Lo que me atrapó para asistir a una representación del musical fue que Jason Robert Brown había escrito las canciones, para mí es uno de los mejores compositores teatrales de todos los tiempos. En esta ocasión ha querido enmarcar los temas en el momento y lugar donde transcurre la acción (Iowa, 1965), para ello ha utilizado diferentes estilos desde el folk o el country, hasta el pop o la ópera. Sin duda la partitura es uno de los grandes aciertos de la adaptación

Jenna Russell como Francesca en The Bridges of Madison County.

Otro de los motivos que me interesó de esta producción fue que estaba protagonizada por Jenna Russell (foto izquierda), una actriz que siempre sorprende con sus interpretaciones, todas las veces que la he visto en los escenarios, he salido con una sensación de haber presenciado una actuación excelente. Lo vuelve a hacer en The bridges of Madison county, solamente por ella merece la pena asistir, su Francesca está llena de matices, desde el acento italiano, hasta cada uno de los movimientos que ejecuta o las expresiones faciales con las que muestra los sentimientos del personaje.

Del reparto también hay que destacar el trabajo de Gillian Kirkpatrick, la vecina fisgona pero entrañable, magnífica como interprete y cantante, uno de los momentos más mágicos de la obra es cuando canta Get close. El público se rinde ante Shanay Holmes interpretando del tema Another life. Paul F Monaghan alcanza su mejor momento con la canción When I’m gone.

Trevor Nunn ha conseguido que este musical de tres horas no resulte plúmbeo, pero no podemos incluirlo en la lista de sus mejores trabajos. La escenografía recuerda a otras propuestas del director, suelo giratorio (Los Miserables), proyecciones de decorados ( The woman in white), madera marcando los límites del escenario (El violinista en el tejado). En esta ocasión no encontramos barricadas pero podemos adentrarnos en Roseman covered bridge. Un detalle que me resultó curioso fue la reproducción de los papeles pintados que proyectaban en algunas de las escenas que transcurrían en la granja de los Johnson o en las de sus vecinos

Los puentes de Madison
Gillian Kirkpatrick & Paul F Monghan. Foto: Johan Persson.

The bridge of Madison County continuará en la sala Menier Chocolate Factory de Londres hasta el 14 de septiembre.

Todas las fotos han sido realizadas por Johan Persson

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

El bar de arriba/The view upstairs

El bar de arriba/The view UpStairs
Escena de The view upstairs en Soho Theatre
L-R Tyrone Huntley, Joseph Prouse, Cedric Neal, Declan Bennett & John Partridge. Foto: Darren Bell

El Soho Theatre de Londres acaba efectuar el estreno europeo de The view upstairs, un musical de Max Vernon basado en un hecho real ocurrido en New Orleans en 1973, el 24 de junio un incendio provocado, acabó con la vida de treinta y dos personas que se encontraban en UpStairs Lounge, un bar LGBTQ+. Un incidente que ni las administraciones y ni los medios de comunicación tuvieron en cuenta.

La obra comenzó su andadura como recital en 2013, en julio de 2016 se presentó en concierto benéfico en ayuda a las víctimas y supervivientes del tiroteo ocurrida en el nightclub de Orlando. La premier mundial tuvo lugar en febrero de 2017 en el off-Broadway, la producción obtuvo varias nominaciones en los más prestigiosos premios teatrales del teatro alternativo de Nueva York.

The view upstairs en Soho Theatre
John Partridge al piano. Foto: Darren Bell

Los protagonistas de The view upstairs están inspirados en algunas de las personas que perecieron en el incendio, excepto Wes quien es un personaje de 2020 que ha sufrido un viaje en el tiempo, tras ingerir un alucinógeno, y se traslada a 1973, justo para conocer y compartir las últimas horas de la vida de los asiduos al bar, al mismo tiempo que sirve de referencia entre los cambios en los derechos que han ido adquiriendo la comunidad LGBTQ+, aunque al final demuestra que a pesar de los logros conseguidos, todavía hay muchos aspectos que siguen siendo igual.

The view upstairs en Soho Theatre Londres
Tyrone Huntley & Andy Mientus. Foto:Darren Bell

Jonathan O’Boyle ejecuta un trabajo excelente en la dirección escénica, una tarea difícil porque los personajes tienen características para llevarlo a la sobreinterpretación, contó con un grupo de actores de primera fila, todo el reparto ofrece una actuación soberbia. Tyrone Huntley, como hizo con Judas en Superstar, vuelve a ofrecer una actuación llena de matices. Carly Mercedes Dyer cautiva con su voz, al igual que hiciera en Ain’t misbehave, donde fue dirigida por Huntley, o Hadestown. Cedric Neal aporta, sin excederse, el amaneramiento que necesita Willie. John Partridge es un Buddy espléndido, alejado de su papel en Eastenders, más cercano al Emece de Cabaret que muy pronto interpretará.

El montaje de Londres cuenta con diseño de escenario de Lee Newby, quien nos traslada al Upstairs, incluso algunos de los espectadores tienen el privilegio de formar parte de la figuración, no pueden hablar, pero los interpretes si que se dirigen e interactúan con ellos, la decoración está llena de detalles que trasladan al público a los setenta, como el calendario de Burt Reynolds desnudo. Las luces de Nic Farman marcan el ambiente necesario en cada escena, del sombrío al principio, al momento disco en el tema Sex on legs.

Declan Bennett as Dale in The View UpStairs, credit Darren Bell
Declan Bennett. Foto: Darren Bell

The view upstairs estará en el Soho Theatre de Londres hasta el 24 de agosto.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Manuelita la libertadora

Manuelita por Tamsin Hurtado Clarke (Popelei)
Tamsin Hurtado Clarke (Popelei) como Manuelita. Foto: Alex Brenner
Tamsin Hurtado Clarke. Foto: Alex Brenner

Uno de los grandes descubrimientos de CASA Festival ha sido Tamsin Hurtado Clarke, una actriz que cautiva con su interpretación, es de las elegidas que consiguen hacer creer a la audiencia que a quien tienen enfrente es al personaje que representan, no a una cómica interpretando un papel. En esta ocasión se convierte en Manuela Sáenz, luchadora por la libertad de los países y la de las mujeres, nombrada coronela del ejército por su bravura en la batalla y compañera de Simón Bolivar.

Manuelita es un monologo con música, la artista está acompañada en el escenario por el guitarrista Santiago Jara Astaburuaga. La dirección corre a cargo de Scarlett Plouviez. La puesta en escena ha sido diseñada por Rachel Wingate es sencilla, pero muy eficiente, solamente dos sillas, una está ocupada por el músico, de la otra cuelgan varias carteras que guardan elementos que se utilizan en el desarrollo de la historia, el asiento juega multiples papeles al convertirse en caballo, butaca… El indumentaria tan bien es natural, la actriz viste pantalones y camiseta blanca, complementan el vestuario una manta realizada con las cartas que Bolívar envió a Manuela, una casaca militar y un vestido transparente con blusa roja. La iluminación creada por Simeon Miller aporta el tono de intimidad necesario.

Durante los cincuenta y cinco minutos que dura la función Tamsin Hurtado Clarke se convierte en Manuela Sáenz, nacida en Quito en 1795, una mujer fundamental en la lucha por la independencia de las colonias americas del reino español. A pesar de haber sido una gran defensora de las ideas libertadoras, contribuir al éxito de algunas batallas o salvar a Bolívar de una muerte segura, su biografía fue ignorada durante siglos; no fue hasta mediados del XX cuando comenzó a ocupar el lugar que se merece en la historia.

Manuelita no es solamente una lección de historia, es la interpretación de una gran actriz, Tamsin Hurtado Clarke realiza un trabajo excelente, en sus diálogos, escogiendo a los espectadores que representaran a uno de sus supuestos amantes y a su marido o desdoblándose en otros personajes, genial en el baile entre Manuela y Simón.

Manuelita ha terminado sus representaciones en CASA Festival, pero Tamsin Hurtado Clarke vuelve al Arcola Theatre con 100 Years del 25 al 27 de julio.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Butch princesa

Butch princesa
Coronada princesa
Andrea Spisto

La performer venezolana Andrea Spisto ha presentado en CASA Festival Butch princesa, un espectáculo que la lleva a un viaje que comienza siendo una niña en su país natal, pasa por Sudáfrica y acaba en Gran Bretaña. A lo largo de la representación muestra sus facetas como comedianta, bailarina o cantante. Algunas de las canciones que interpreta han sido escritas por ella.

Al principio de la función se dirige al público para explicarles lo que va a ocurrir en los siguientes sesenta minutos, va a contar algunas de las experiencias que ha vivido, mostrará lo que fue, lo que es y en lo que llegará a convertirse, aunque ese final, ser una estrella pop, ya lo ha conseguido. La primera vivencia transcurre en una escuela donde mantiene una conversación con una maestra que no acaba de entender el potencial de su alumna. Otra en su viaje a Sudáfrica, donde el único lugar en el cual podía sentirse segura era un centro comercial. Entremedias interactúa con el público, canta temas de diferentes estilos e incluso limpia. Al final de la representación serán los propios espectadores quienes la coronen como princesa.

Butch princesa es un espectáculo dirigido por Jonathan Young con coreografías de Ted Rodgers e interpretado por Andrea Spisto.

Tras presentar Butch princesa en CASA Festival, las siguientes funciones tendrán lugar el el Festival de Edimburgo.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail

Lo que necesita una actriz.

Lo único que necesita una gran actriz , es una gran obra y las ganas de triunfar
Lo único que necesita una gran actriz , es una gran obra y las ganas de triunfar
Diana Magallón y Mari Carmen Ruiz

CASA, el festival de las Artes latinas en Londres continúa sorprendiendo en el teatro Arcola. Desde el 18 de julio puede verse Lo único que necesita una gran actriz, es una gran obra y las ganas de triunfar, una creación colectiva basada en Las criadas de Jean Genet. Una producción que llega desde México, dirigida por Damián Cervantes, interpretada por Diana Magallón García y Mari Carmen Ruiz Benjumeda.

La función tiene lugar en los camerinos del teatro, un espacio mínimo con cabida para doce espectadores. Los espejos y las mesas han sido cubiertos con papel de periódico para no alterar el habitáculo donde transcurre la acción, la vivienda que comparten las protagonistas. La obra comienza con las actrices representando Las criadas, después cambia por completo y muestra la atracción y la repulsa que sienten una hacia la otra, mostrada a través de la cotidianidad de la convivencia. Un cuento de los hermanos Grimm pone el punto final.

Diana Magallón y Mari Carmen Ruiz realizan un trabajo asombroso, un tour de force que dura cincuenta minutos, en los cuales no dejan de sorprender al público. El texto va cambiando a cada momento, sin embargo, mantiene la fuerza del original describiendo el mundo de dos mujeres atrapadas en su destino. Un espectáculo diferente, donde la audiencia se convierten en intrusos mirones. Una oportunidad única de acercarse al teatro independiente mejicano.

Lo único que necesita una gran actriz, es una gran obra y las ganas de triunfar en CASA Festival, Arcola Theatre, hasta el 26 de julio.

Facebooktwitterpinterestlinkedinmail
1 2 3 4 18